Experts in advanced refrigeration and air-conditioning

Válvula de servicio

¿Qué es una válvula de servicio?

Las válvulas de servicio son componentes importantes cuando hablamos de instalaciones de climatización, tanto de aire acondicionado como de sistemas de refrigeración. También denominadas a menudo válvulas de aislamiento, el objetivo de una válvula de servicio es precisamente ése: aislar un componente específico del resto del sistema, al tiempo que almacena los gases líquidos que circulan por su interior. De este modo, se pueden realizar diferentes actividades de mantenimiento esenciales sin tener que interrumpir el funcionamiento regular del sistema, como retirar o rellenar la carga de refrigerante en un sistema de HVAC.

Existen múltiples tipos de válvulas de servicio, destinadas a diferentes aplicaciones y con distintas funcionalidades. Sin embargo, en última instancia, el objetivo de una válvula de servicio es siempre el mismo: detener convenientemente el caudal de un fluido hacia un aparato o dirección específicos, sin cortar la circulación del fluido dentro del sistema en su conjunto.

¿Cómo funciona una válvula de servicio?

En el contexto de los sistemas de climatización, las válvulas de servicio suelen estar situadas junto a la salida del compresor. De este modo, las válvulas de servicio permiten aislar momentáneamente el compresor del resto del sistema y acceder a su carga frigorífica sin interrumpir el correcto funcionamiento de todo el sistema. De este modo, se pueden acoplar manómetros de refrigeración a los puertos del sistema para rellenar o retirar su carga de refrigeración, sin tener que detener completamente su funcionamiento. En un sistema de climatización, la conveniencia de esta funcionalidad es obvia: queremos mantener controlada la temperatura del sistema en todo momento.  Del mismo modo, en un sistema de refrigeración, una válvula de servicio también puede permitir separar temporalmente el compartimento del compresor del puerto del evaporador, para procesos de mantenimiento o localización de averías.

¿Cuántos tipos de válvulas de servicio existen?

Los tipos más comunes de válvulas de servicio que se encuentran en los sistemas de climatización son las válvulas de servicio de dos posiciones, las válvulas de servicio de tres posiciones y las válvulas de bola. Aunque existen otros tipos de válvulas más específicas, éstas son las más comunes en las instalaciones de aire acondicionado y refrigeración.

La válvula de tres posiciones, también conocida como válvula king, es sin duda una de las válvulas de servicio más utilizadas en los sistemas de climatización. Suele utilizarse para conectar o bloquear el depósito recibidor de la línea de líquido. Del mismo modo, también se utiliza para conectar el compartimento del compresor con el evaporador, lo que permite aislarlos entre sí.

Por su parte, las válvulas de servicio de dos posiciones son las más extendidas en los sistemas de aire acondicionado. Permiten aislar el compartimento del compresor del evaporador del sistema, y muchos incluyen también una cámara para el dispositivo de medición. De este modo, el fluido refrigerante puede pasar a través y alrededor del dispositivo de medición, mientras que el líquido circula hacia la válvula de expansión termostática en el compartimento del evaporador.

Por último, las válvulas de servicio de bola son las más sencillas que existen. Simplemente muestran el caudal direccional del refrigerante, y están provistas de un pasador destinado a detener o reanudar su circulación a través del sistema, al igual que en una válvula doméstica normal de gas o agua. Este tipo de válvula es más limitado, ya que no controla el caudal en el puerto, pero tienen menos posibilidades de producir fugas que otros tipos de válvulas.

Areacademy, ganador de la Iniciativa de la Industria del Año premio por ACR News Awards.