Experts in advanced refrigeration and air-conditioning

Deshumidificación

La deshumidificación es un proceso por el que se elimina la humedad que hay en un ambiente. Es un proceso que está tradicionalmente relacionado con aparatos específicos dedicados a esa función; sin embargo, también es posible encontrar esta función en los aparatos de aire acondicionado, con el fin de hacer el ambiente más sano.

Características de la deshumidificación

La deshumidificación puede definirse como el proceso por el que se retira el exceso de vapor de agua que está en el aire, y que se conoce popularmente como humedad. Ahora bien, esta definición puede aplicarse igualmente a cualquier corriente gaseosa, y puede hacerse mediante una condensación parcial del vapor, que queda separado de ella. Hay diferentes métodos para llevar a cabo el proceso de deshumidificación; sin embargo, en todos ellos la finalidad es la misma y está relacionada con la presión del aire y su temperatura. A continuación, se dan más detalles sobre el proceso concreto.

El proceso de deshumidificación

El proceso de deshumidificación se desarrolla en una operación por la que se busca modificar las condiciones de humedad de una corriente de aire a través de su interacción con una de agua. En el proceso, se produce una transferencia simultánea de frío y de materia sin que esté presente la fuente térmica externa. La materia que se transfiere entre las fases corresponde a la sustancia que forma la fase líquida. En el caso de la deshumidificación, se trata de condensarla, y en el caso de la humidificación (el proceso inverso) de evaporarla.

Tipos de deshumidificación

Dentro de la deshumidificación es posible describir diferentes tipos de proceso. La relación entre aire acondicionado y deshumidificación es precisamente que puede realizarse combinando ambos procesos: el aire acondicionado se encarga de enfriar el aire a una presión constante hasta que alcance una temperatura por debajo del punto de rocío o condensación.

1.- Deshumidificación por enfriamiento

Este es el tipo de deshumidificación de los sistemas de aire acondicionado convencionales que funcionan mediante compresión de vapor. Enfrían el aire hasta llevarlo a una presión constante que queda por debajo de la temperatura de rocío y, de este modo, se condensa parte del vapor que está en el aire. Para ello, el sistema de compresión de vapor debe estar a una temperatura más baja que la necesaria para extraer el calor sensible de enfriamiento.

2.- Deshumidificación por aumento de presión

Es un proceso que se da cuando se comprime el aire de la atmósfera hasta llegar a su condensación.

3.- Deshumidificación empleando desecantes:

En este caso, se trata de emplear una sustancia desecante, que tiene la propiedad de tener gran afinidad con la humedad y que es capaz de extraer el vapor de agua del aire.

Estos pueden englobarse dentro de la categoría de productos HVAC. Estas siglas hacen referencia a las diferentes condiciones necesarias para mantener en el aire unas condiciones óptimas de salubridad. Dichas condiciones se refieren a un correcto grado de humidificación y deshumidificación, un correcto grado de calentamiento y enfriamiento, unas correctas condiciones de ventilación, de limpieza del aire y un adecuado movimiento del aire dentro del circuito.