Experts in advanced refrigeration and air-conditioning

Condensador eléctrico

¿Qué es un condensador eléctrico?

Un condensador es un dispositivo eléctrico que almacena carga eléctrica, de forma similar a una batería. Sin embargo, la principal diferencia es la forma en que almacenan la energía. Aunque un condensador no puede almacenar tanta energía como este último, es capaz de cargar y liberar energía considerablemente más rápido. Estas propiedades hacen de los condensadores un dispositivo extremadamente útil para todo tipo de aplicaciones eléctricas.  En el contexto de los sistemas de climatización, los condensadores son esenciales, ya que permiten almacenar energía para su uso posterior, garantizando así que un sistema de refrigeración o calefacción reciba siempre la cantidad adecuada de energía para un funcionamiento óptimo continuo. También son fundamentales para poner en marcha un sistema de climatización, ya que estos dispositivos eléctricos requieren una gran sacudida de energía inicial para activar un ciclo de refrigeración o calefacción.

¿Cómo funciona un condensador eléctrico?

La función principal de un condensador es extraer energía de su fuente y almacenarla para su uso posterior.

Es un componente electrónico pasivo formado por al menos dos placas o terminales metálicos conductores, cuyas superficies están aisladas mediante una sustancia dieléctrica no conductora. Esta sustancia no conductora está destinada a mejorar la capacidad de carga del dispositivo, y puede estar hecha de materiales como vidrio, cerámica, película de plástico, papel, mica, aire o capas de óxido.  El número de conductores que se encuentran en el interior de un condensador puede variar en función del aparato y de su aplicación.

Mientras haya carga eléctrica, el condensador almacenará energía y la liberará cuando el circuito la necesite. El concepto que subyace a un condensador es garantizar que el circuito nunca se quede sin energía para realizar sus funciones, ya que el condensador compensará y suavizará cualquier interrupción del suministro eléctrico descargando la electricidad acumulada en una fracción de segundo. Sin un condensador, un sistema de climatización podría correr el riesgo de agotar la energía para funcionar correctamente, por lo que no mantendría adecuadamente los niveles de temperatura deseados.

Productos relacionados

¿Cuántos tipos de condensadores existen?

Existen muchos tipos de condensadores de uso común, fabricados en distintas formas y dimensiones, y se necesitan distintos condensadores en función de la aplicación a la que se destinen. No obstante, las principales diferencias entre condensadores vienen determinadas por la sustancia dieléctrica, o no conductora, que contienen. Por ejemplo, los condensadores cerámicos son uno de los más comunes debido a su versatilidad, ya que pueden utilizarse en una amplia gama de aplicaciones. Otros tipos de condensadores de uso generalizado son los condensadores de película y papel, los condensadores de aluminio, los condensadores de polímero y los condensadores de silicio.

¿Cómo probar un condensador?

Los condensadores son un componente esencial de los motores monofásicos, como los de aire acondicionado, compresores y bombas de calor. Por ello, es crucial comprobar su capacidad para almacenar energía eléctrica cuando se solucionan problemas en un sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado, o simplemente cuando se realizan tareas rutinarias de mantenimiento. La forma de comprobar si un condensador funciona bien es controlar su nivel de capacitancia mediante un multímetro. El término capacitancia se refiere a la capacidad de un circuito para recoger y guardar energía en forma de carga eléctrica, y suele expresarse en microfaradios (MFD).

Todo lo que tienes que hacer es conectar los cables del multímetro a los terminales del condensador y asegurarte de que la clasificación MFD que aparece en el multímetro es igual al valor de capacitancia indicado por el fabricante. Si la clasificación MFD mostrada es inferior, significa que el condensador está fallando y necesita mantenimiento o sustitución.

Para mayor seguridad, asegúrese siempre de que el sistema está completamente apagado antes de acceder al condensador. Tenga en cuenta que el condensador puede seguir cargado a pesar de que la unidad esté apagada. Antes de realizar la prueba, descargue el condensador de la energía eléctrica almacenada que aún pueda contener colocando una resistencia con un mango aislado a través de los terminales.