Sistema de refrigeración descentralizado para aplicaciones comerciales

Decentralized solution with iCOOL CO2

Concepto de sistema descentralizado

Un sistema descentralizado es un concepto de aplicación de refrigeración comercial que consta de varias unidades condensadoras, como la iCOOLTM CO2 y la iCOOLTM HFC, conectadas a diferentes dispositivos de enfriamiento y congelación. Pueden ser cámaras o armarios de distintos tamaños y capacidades. Una pieza adicional del sistema descentralizado puede ser un sistema de recuperación de calor compatible con las unidades condensadoras iCOOLTM CO2 y HFC. Para gestionar el control operativo de todo el sistema de forma eficaz, puede completarlo con el sistema de supervisión remota y de mantenimiento preventivo en la nube de AREA.

En el vídeo, se muestra y explica un ejemplo de concepto de solución descentralizada compleja para su aplicación en un supermercado:

Con una sencilla interfaz de usuario, bajo consumo energético, rápida puesta en marcha y fácil mantenimiento, las unidades iCOOLTM CO2 y HFC de Area Cooling Solutions son la solución perfecta para tiendas de comestibles, cámaras frigoríficas de restaurantes, estaciones de servicio y tiendas de alimentación.

Principales ventajas de los sistemas de refrigeración descentralizados

Hoy en día, en las aplicaciones comerciales, la sustitución de los sistemas Powerpack (multicompresores) por sistemas de enfriamiento descentralizados se traduce en un ahorro energético, una regulación más precisa de la temperatura (mejor calidad del producto) y un funcionamiento más seguro. La redundancia de las unidades condensadoras es lo que proporciona la seguridad de funcionamiento de la instalación. Con un sistema descentralizado, la remodelación puede llevarse a cabo por pasos mientras el supermercado está en activo, sin necesidad de cerrar el negocio.

Gracias a la opción de recuperación de calor, pueden reducirse los costes energéticos al recuperar el calor de un sistema de enfriamiento de alta presión y utilizarlo, por ejemplo, para calentar agua doméstica o para calefacción central.

En la tabla siguiente, se recogen las principales ventajas de las aplicaciones descentralizadas:

Mayor fiabilidad Menos costes de explotación
División de los sistemas de enfriamiento. No hay riesgo de apagado general como en
las soluciones centralizadas.
100% probado con refrigerante en la fábrica.
Mayor eficiencia gracias a la parametrización optimizada de los evaporadores.
Menor carga de refrigerante por circuito.
Más rápido y más fácil Personalizado según sus necesidades

Unidad Plug&Play compacta y ligera.

Tuberías más cortas y de menor diámetro.

Fácil ampliación de la superficie de venta.

Solución modular que permite remodelar la tienda paso a paso.

Ejemplo: sustitución de un antiguo sistema de estanterías por una solución iCOOL descentralizada

Según la Directiva sobre diseño ecológico, los fabricantes de armarios frigoríficos están obligados a aumentar la eficiencia energética de sus productos. Para cumplir los requisitos, aplican soluciones que ahorran energía, como poner puertas en los armarios. Esto permite reducir la demanda de enfriamiento de todo el supermercado en al menos un 50%, con una importante disminución del consumo energético.

En la infografía, puede verse el ejemplo de una tienda normal de 1000 m2 con una demanda de 60 kW (enfriamiento) y 8 kW (congelación) tras sustituir los armarios estándar por los armarios con puertas que cumplen con el diseño ecológico. La menor demanda de enfriamiento permite sustituir el antiguo sistema Powerpack por una solución descentralizada más fiable.

Las unidades condensadoras iCOOL CO2 o HFC como parte principal de un sistema descentralizado

La unidad condensadora iCOOLTM CO2 es una solución sostenible diseñada para funcionar con el refrigerante natural R744, que tiene un bajo impacto medioambiental. Gracias a la tecnología inverter y a un avanzado sistema de control, proporciona un importante ahorro energético, característica crucial en una época de rápido crecimiento del coste de la energía. Con un enfriador de gas integrado y sobredimensionado, nuestras unidades pueden funcionar a una temperatura ambiente de hasta 43°C, con arranques suaves y sin alarmas.

Las unidades iCOOLTM CO2 están equipadas de serie con un sistema de gestión activa del aceite, automatización de la seguridad y monitorización remota. Estas unidades de condensación también se caracterizan por tener un funcionamiento silencioso. Para aplicaciones de enfriamiento, pueden funcionar en un rango de capacidad de 1,8 a 30 kW y, en el caso de aplicaciones de congelación, en un rango de 1,7 a 10 kW.

Las unidades condensadoras iCOOLTM HFC, gracias a su gran capacidad de modulación y a su compatibilidad con múltiples refrigerantes, pueden utilizarse en muchas aplicaciones de refrigeración comercial. Para aplicaciones de enfriamiento, pueden funcionar en un rango de capacidad de 0,5 a 42 kW y, en el caso de aplicaciones de congelación, en un rango de 0,5 a 14 kW.

Resumen

Las unidades condensadoras iCOOLTM CO2 o iCOOLTM HFC son una solución perfecta para los sistemas de enfriamiento descentralizados. La redundancia de las unidades de enfriamiento proporciona un funcionamiento más seguro y una regulación más precisa, lo que aumenta la calidad del producto final. Con una solución descentralizada, reducimos la carga de refrigerante y el diámetro de las tuberías. Esta solución modular también permite ampliar fácilmente la superficie de venta y remodelarla por pasos.

Ver más